DESARROLLAR ATLETAS JUVENILES

Por: Ernesto Alvarez, Director de Conferencia y Instructor/Entrenador ISA Nivel 2

Ya es un hecho; el surfing y el Stand Up Paddeboard, entran al Ciclo Olímpico por primera vez en la historia con la inauguración de ambos deportes en los Juegos Panamericanos 2019, en Perú los cuales a su vez, funcionara como la antesala a la inclusión de estos en los Juegos Olímpicos 2020 en Tokio, Japón

Esto es un avance de grandes proporciones para presentar nuestros deportes acuáticos, educar sobre los mismos y aumentar la participación y las oportunidades para nuestra juventud.

También será el detonante para “despertar el Gigante Dormido” que representan estos deportes para la economía turística que le genera al país ingresos como ningún otro deporte en Puerto Rico.

En la NSSA Conferencia de Puerto Rico, comenzamos ya a desarrollar e identificar el talento juvenil con un plan de mediano y largo plazo, estructurado con la profesionalización del entorno de estos atletas; con jueces ,oficiales, instructores y entrenadores, debidamente acreditados y avalados por el estado para poder brindar apoyo a nuestra generación de atletas juveniles; educación técnica, entrenamiento y un circuito de competencias para probar el rendimiento. Estos son los cimientos de la primera parte del plan de desarrollo para nuestra misión de desarrollo integral; el estereotipo del “Surfista” cambia al de un Atleta de Alto Rendimiento; nuestro Plan de Trabajo Anual tiene una estructura de metas y objetivos claros con maneras efectivas de medición del progreso y así lograr un atleta de alto rendimiento y de esta manera poder competir a un nivel profesional o lograr el privilegio de ser parte del equipo nacional olímpico los cuales son el sueño de todo atleta.

Son muchas las horas de entrenamiento y esfuerzo para lograr desarrollar sus habilidades al máximo potencial. Sin embargo, muchos pasan por desapercibidos los elementos principales para alcanzar el éxito. Estos aspectos están relacionados con la conducta y comportamiento del atleta, sus valores y la disciplina. El desarrollo de un atleta en desarrollo o de alto rendimiento depende en gran manera de aquellas personas que lo rodean, ya que estos serán sus modelos a seguir y a los que imite en el futuro. Tomando esto en consideración podemos decir que las personas con la que nos rodeamos o rodeamos al atleta desde pequeño son sumamente importantes en su desarrollo.

Esto lo podemos ver a diario cuando le preguntamos a un niño que quiere ser en el futuro y ellos contestan que quieren ser lo mismo que sus padres, ya que estos son el modelo que tienen en sus hogares. Quiero compartir con los ustedes algunas estrategias efectivas y necesarias para ayudar a los atletas a alcanzar su sueño de ser atletas de alto rendimiento.

El poder de un atleta de alto rendimiento

He tenido la oportunidad de ver a muchos dirigentes, entrenadores y atletas tanto a nivel infantil, aficionado, colegial, nacional y profesional. En todos estos niveles he visto problemas de autoestima en las personas que rodean al atleta causando así consecuencias negativas en la conducta de estos. Esto sucede por ejemplo cuando los que rodean al atleta tienen una autoestima o ego muy alto, casi a nivel de creerse algo que no son, y transmiten al atleta un mensaje negativo de que son lo mejor y por ende no necesitan entrenar, o mejorar su técnica causando así que bajen su rendimiento atlético y por ende su desarrollo. Por otro lado, está el que tiene una autoestima muy baja transmitiendo así un mensaje y actitud negativa hacia al atleta de que no importa cuánto trabaje no logrará el éxito porque es muy difícil alcanzarlo. También tenemos padres que quieren vivir sus “sueños frustrados” a través de sus hijos, ejerciendo presiones indebidas a temprana edad. En todos estos casos hay que tener mucho cuidado ya que como mencionamos anteriormente, las personas con las que se debe rodear el atleta deben ser personas que: inspiren confianza, positivismo, fuente de apoyo y balance.

Las buenas intenciones

Siguiendo esta línea de pensamiento, lamentablemente hay muchos entrenadores y padres que se convierten en destructores de posibles atletas de alto rendimiento. Esto es debido a varias razones, pero según la experiencia, la principal es la falta de conocimiento en el desarrollo de los niños y jóvenes. Hay muchas personas voluntarias los cuales quieren ayudar pero no están instruidos en cómo desarrollar a un atleta en fundamentos, técnica y alto rendimiento. Es por esto que uno los ve cometiendo los mismos errores año tras año, tronchando así el desarrollo de un posible futuro atleta de alto rendimiento. Debemos recordar que practicar la técnica errónea no lleva a la perfección, sin embargo, la técnica perfecta al repetirla constantemente lleva a laperfección, logrando a desarrollar los aspectos técnicos competitivos y al criterio de juzgamiento y por ende a mejores resultados en el futuro próximo.

Es importante que todo padre ó entrenador entienda que entre las edades de 5 a 14 años todavía el cuerpo del atleta está en pleno desarrollo y no ha alcanzado su máximo nivel. Por esto es necesario ofrecer un programa de entrenamiento basado en las necesidades particulares y metas a corto y largo plazo del atleta, esto de acuerdo al nivel de desarrollo del mismo. Por eso es importante que los entrenadores, padres y todo aquel que trabaje con niños en desarrollo, entienda que el deporte infantil y juvenil es para fomentar el desarrollo atlético y ayudarle a lograr sus metas y no simplemente para tratar deganar competencias ni campeonatos. Por dar algunos ejemplos niños y niñas entre 3 a 5 años, con solamente presentarles nuestro espectacular medio ambiente del océano con todas la experiencias sensoriales y cognitivas mas espectaculares para estos infantes; texturas, formas, movimiento, bienestar, seguridad son algunas de las sensaciones y datos los cuales serán “grabados” en su rapidísima “computadora mental” para el pequeño futuro atleta, disfrutando cada etapa de su aprendizaje y desarrollándose a su paso individual. Entre los 6 y los 10 años (Pre-puberal) se pasan a una fase Participativa é instructiva en donde toda actividad debe ser un juego donde modifiquemos las reglas para que sea una gran experiencia deportiva, oportunidad de entender poco a poco los fundamentos de nuestros deportes y se animen a continuar desarrollándose; los niños deben sentirse parte de el grupo; que es bienvenido y aceptado por sus pares. Entre los 11 a 12 años (Pubertad) grandes cambios acontecen en los jóvenes, sus cambios en el crecimiento comienzan a dejarse ver y los problemas de coordinación, fuerza y consistencia aumentan. Esto es perfectamente normal y es un valioso momento para buscardesarrollo y perfección de su técnica y no resultados competitivos; ya vendrá el momento durante su fase transicional a partir de los 11 hasta los 15 años donde adquieren el desarrollo social, cognitivo, sentido de independencia y las destrezas motoras (Técnicas) necesarias para desarrollarse hacia el alto rendimiento a partir de los 16 años.

El poder del desarrollo interno

Muchos tutores y entrenadores evalúan o catalogan a los atletas en desarrollo por lo que están viendo en el presente y no en lo que estos atletas podrían ser en el futuro. Una de las claves para que el atleta alcance el éxito, es que su entrenador lo vea como un ser humano con deseo de aprender un deporte que le causa aspiración. Ningún niño llega a la práctica deportiva con la idea de ser alguien grande en ese deporte, es responsabilidad de cada entrenador, padre y familiar del niño motivarle y apoyarle en la búsqueda de su sueño. Si las personas que rodean al niño o joven no saben desarrollar el máximo potencial que éste tiene, terminan destruyendo un posible atleta de alto rendimiento.

Los atletas no nacer; se desarrollan:
TALENTO X (PRÁCTICA CONTINUA ) + (EDUCACIÓN TÉCNICA) =

POR CIENTO DE ÉXITO

O

TALENTO X (PRACTICA CONTINUA DE LA TÉCNICA PERFECTA) = POR CIENTO DE ÉXITO

Por naturaleza, cada niño tiene la capacidad de desarrollar sus habilidades al máximo potencial, siempre y cuando reciba los estímulos y enseñanzas apropiadas. Hemos podido ver por años a muchos de los atletas de ligas infantiles y juveniles con el potencial de estar en el nivel más alto en su deporte. Sin embargo, hoy día se encuentran en sus casas mirando a otros alcanzar lo que ellos pudieron haber logrado.

A continuación enumeramos algunas de las razones por las cuales sucede este hecho:

  1. No pudieron ver más allá de sus ojos naturales: dígase que no recibió la enseñanza ó experiencia apropiada, en el momento indicado, por las personas capacitadas para esto.

  2. Elevaron su ego prematuramente: aquellos que le rodeaban elevaron su ego de manera tal que el atleta llegó a creer que no tenía que trabajar duro para alcanzar sus metas. Esto es algo bien frecuente en nuestros deportes y a lo único que abona es a frustraciones y a no desarrollar la capacidad real de nuestros jóvenes.

  3. Su desarrollo físico no iba a la par con su entrenamiento: el entrenamiento recibido no era específico a sus necesidades para cumplir con las demandas de ese deporte.

  4. No se le inculco el respeto a su deporte, a las reglas de competencia y a lograr la victoria con humildad; buscar aprender y desarrollarse versus resultados.Nunca lo llevaron al lugar correcto: las personas que guiaron su entrenamiento no tenían el conocimiento necesario para desarrollarlo. Es de suma importancia educarse y siempre consultar con entrenadores y/o instructores cualificados; esto aumenta las posibilidades de un desarrollo atlético de calidad y seguro.

  5. Nunca hubo una mente ganadora: uno de los aspectos más importantes para lograr ser un atleta de alto rendimiento es el aspecto mental del atleta. Es bien importante que cada entrenador desarrolle en sus atletas esa mentalidad ganadora y luchadora. La visualización es una de las herramientas más poderosas para un atleta y menos comprendida.

  6. Otro problema muy común en nuestros deportes; no entrenan ó sobre-entrenan; no tienen metas claras y obtenibles y terminan frustrados y “Quemados”.

Contrario a las razones causantes del hecho anterior, a continuación les enumero las adecuadas y efectivas para sí desarrollar atletas de alto rendimiento:

  •  Mantener una buena imagen interna y externa: todo atleta deberá mantener una imagen interna positiva trabajando continuamente con sus valores para así reflejar una auténtica y sana imagen externa. Siempre debe mantener el control de su persona en cualqu
  • Un atleta come aquello en que desea convertirse: la nutrición es sumamente importante ya que “uno es lo que come”. Si un atleta ingiere los nutrientes que necesita su cuerpo, su rendimiento atlético será óptimo, el no hacerlo causa consecuencias adversas que afectan su desarrollo corporal y rendimiento atlético.
  • Desarrollar la fuerza general y específica: un entrenamiento adecuado con su fase de desarrollo y con las cargas apropiadas para la exigencias de nuestros deporte: El enfatizar mas en la técnica; movimientos coordinados le ayuda al atleta a perfeccionar bien la destreza, el tener movimientos coordinados con músculos fuertes y flexibles le ayuda al atleta a evitar lesiones y a utilizar al máximo y efectivamente los sistemas de energía para lograr el más alto rendimiento y así lograr mejores resultados en su fase participativa/competitiva. Esto le puede ayudar en gran manera ya que tendrá más tiempo de desarrollarse y aumentar sus capacidades motrices y técnica logrando por ende, un mejor rendimiento atlético.
  • Una mente ganadora: como muchos dicen “la práctica hace la perfección” yo diría la práctica perfecta hace la perfección. Para llegar a ser un atleta de alto rendimiento es importante prepararse físicamente pero es de gran importancia el entrenarse mentalmente en el escenario real del deporte para así estar preparado en el momento de la verdad.
  • El poder de la actitud: Aquí se encuentra el todo de un atleta de alto rendimiento esta palabra dice: deseo, pasión, dedicación,entusiasmo.

La familia

Uno de los aspectos más importantes para que un atleta pueda desarrollarse a su máximo potencial es el apoyo y motivación de la familia. Por años hemos visto que aquellos atletas los cuales cuentan con el apoyo de la familia tienen mayores probabilidades de desarrollarse a su máximo potencial. Los padres están llamados a motivar a sus hijos, a decirles; "Hijo...tu sí puedes!, el día de mañana será mejor, yo te veo siendo un gran atleta, puedes contar conmigo siempre, etc." Este comportamiento marca la diferencia entre un atleta promedio y un atleta destacado. Es importante recordar que cada niño/a pasa por unas etapas de desarrollo las cuales no se pueden brincar ya que esto puede afectar su desarrollo.

Los niños entre las edades de 6, 7 y 8 años, ya no recuerdan muchas cosas cuando llegan a las edades de 15, 16 y 17 años. Por esto es importante que en las edades tempranas del atleta, el énfasis sea el desarrollo del mismo y no poner tanto énfasis y presionar al atleta a que tiene que ganar a toda costa. Muchas veces presionamos tanto a los niños por ganar un “contest” o una competencia y cumplir nuestros propios sueños que se nos olvida el verdadero propósito del deporte infantil y juvenil que es el desarrollo. La realidad es que esas edades tempranas requiere que los padres se disfruten a sus hijos, los motiven a desarrollarse y en el futuro recuerden las buenas anécdotas de lo que hacían de pequeños. Es importante que los padres no utilicen a sus hijos para cumplir caprichos ni deseos personales de los que ellos no llegaron a ser o alcanzar.

En muchas ocasiones, por hacer lo antes mencionado, los padres terminan frustrando a sus hijos y tronchando su futuro como atleta de alto rendimiento. Cada niño atleta es individual con sus propios sueños, y es trabajo de los padres ayudarles y motivarles a alcanzarlos.

Destruyendo el potencial

Por la experiencia algo que he visto como una práctica común de los padres es castigar a sus hijos quitándole tiempo de práctica por fallar en la escuela o no realizar tareas en su hogar. Para uno lograr ser un atleta de alto rendimiento debe (entrenar sabiamente y con el tiempo se verá un perfeccionamiento en la técnica) practicar adecuadamente y perfeccionar su técnica. Además debe fortalecer sus músculos con un entrenamiento apropiado y específico. Al quitarle tiempo de entrenamiento estamos quitándole oportunidades para lograr sus metas atléticas y lograr desarrollarse a su máximo potencial.

Es importante que cada padre sepa el potencial de sus hijos. Si un niño o joven falla en la escuela o en la casa, se deben buscar maneras de cómo modificar esa conducta o desarrollar ese hábito. Pero no se debe castigar quitándole el tiempo de entrenamiento. Esto puede interferir a que logre llegar a su máximo potencial afectando negativamente sus posibilidades de lograr grandes metas en el futuro como atleta de alto rendimiento.

Conclusión

Podemos concluir este escrito, mencionando que hay varios factores importantes para desarrollar atletas de alto rendimiento como:

  • La buena alimentación.

  • Buena educación deportiva

  • Entrenamiento individualizado donde se trabaje sabiamente las destrezas del deporte.

  • Una mente ganadora y el apoyo de los familiares y amigos más cercanos.

    Más aun, hay unos ingredientes principales para lograr el máximo potencial en cada atleta y estos están relacionados a los valores, cómo perfeccionar los movimientos correctos, cómo ser consistente para lograr el triunfo, la importancia de las relaciones, aprender a escuchar, el deseo de superación y ser un atleta disciplinado, siempre con deseos de aprender y mejorar más.

Powered by Wild Apricot Membership Software